LaRedMidia
Miércoles, 25 abril 2018
EDITORIALES

INCUBACIÓN ARTIFICIAL DE LOS HUEVOS DE GALLINA EN LA AVICULTURA COMERCIAL

Lunes, 17-octubre-2016
Por: Iván R. Balconi, PhD.

La incubación natural es el proceso por medio del cual las aves proveen la temperatura y aireación adecuadas para que en los huevos se desarrollen los embriones. Esto lo logran sentándose sobre ellos; en el caso de la gallina por 21 días. Esta incubación se lleva a cabo en un nido en forma de plato en el que colocan los huevos horizontal u oblicuamente. La gallina tiene una temperatura de 40.5º C y con las plumas que se sacan del pecho proporciona una temperatura en el centro del huevo de 37.8º C. Cuando se levanta a comer mueve el huevo para lograr la aireación que no permite que las membranas embrionarias se adhieran.

INCUBACIÓN ARTIFICIAL DE LOS HUEVOS DE GALLINA EN LA AVICULTURA COMERCIAL

En la incubación artificial se reproducen estas condiciones de temperatura, aireación así como de humedad necesarias para su eclosión o nacimiento del pollito. Esta práctica es muy antigua: Aristóteles escribió en 400 A.C. que los egipcios incubaban huevos en pilas de estiércol, mientras que los chinos desarrollaron la incubación artificial por el año 246 A.C.

Las primera incubadoras fueron desarrolladas en Europa, inicialmente como armarios calefactores, utilizando tubos dentro de los cuales circulaba agua o aire caliente, para proveer las condiciones de temperatura para que en el huevo se desarrollaran los embriones y, como resultado, nacieran los pollitos.

En la actualidad, 2016, los avances tecnológicos en las disciplinas eléctrica, mecánica, automatización/computarización y robótica, permiten que máquinas incubadoras de gran tamaño y diseño moderno, produzcan los millones de pollitos que se crían en las operaciones avícolas productoras de huevo y de pollos de carne para consumo humano.

Hasta la fecha, por su más fácil uso, se usa la aeroincubación eléctrica, es decir, la incubación que se realiza en máquinas en las que se calienta el aire, y que tiene aditamentos como focos, resistencias, termómetros, ventiladores etc., para que el aire caliente provea la temperatura que requieren los huevos para desarrollar el embrión y producir el pollito.

Existen diversos tipos de incubadoras dependiendo del animal, siendo la diferencia básica entre estos tipos su adaptación a las distintas características de los huevos que se van a incubar: tamaño, dureza de la cáscara, necesidades condicionales requeridas por cada especie.

Las incubadoras utilizadas en las grandes empresas avícolas utilizan sistemas mecánicos, eléctricos, computarizados y robotizados de última generación. Por ejemplo, las incubadoras modulares permiten cargas alternas de huevos para satisfacer la demanda de la fase de producción de la granja; también se utilizan grandes incubadoras de carga única para una producción masiva. Estas incubadoras proveen al huevo con una biosfera ideal para el perfecto desarrollo del pollito.

Entre los últimos avances de la incubación artificial está la vacunación in ovo dentro de la misma incubadora, o en el traslado del huevo a la nacedora. Se utilizan diferentes vacunas para prevenir enfermedades de alta mortalidad en pollitos recién nacidos, como las enfermedades de Marek y Gumboro. También en algunos casos se aplica la vacunación multivalente que protege a las futuras aves contra la mayoría de las enfermedades más comunes, que en algunos casos diezman poblaciones comerciales de aves de postura y de carne carne en varios países.

En los últimos años se han realizado muchos cambios en las incubadoras, tales como la introducción del monitoreo por computador para el control de las máquinas y la automatización de muchas operaciones diarias.

El tamaño y tipo de la incubadora seleccionada y el tamaño de la planta de incubación (instalación de varias incubadoras) dependen de las necesidades de cada operación, así como de los planes de expansión a futuro de cada productor. Existen muchos modelos y marcas de incubadoras, pero básicamente existen dos tipos por su diseño: de aire forzado y de aire quieto. Las incubadoras de aire forzado tienen ventiladores que proporcionan la circulación interna del aire. La capacidad de estas unidades puede ser muy grande.

Las incubadoras de aire quieto son generalmente pequeñas, sin ventiladores para circulación de aire. El intercambio de aire se logra por la elevación y escape del aire caliente y viciado, y el ingreso de aire más fresco cerca de la base de la incubadora. Las temperaturas recomendadas varían ligeramente entre las dos incubadoras.

Las máquinas incubadoras pueden ser de dos tipos por su forma de operar: de etapa única y de etapas múltiples. En las de carga única, todos los huevos se introducen al mismo tiempo, quedando totalmente vacías el día de la transferencia. Es decir, se aplica el sistema 'todo-dentro-todo-fuera', pudiéndose limpiar perfectamente cuando quedan vacías.

Las incubadoras de etapas múltiples son máquinas de mayores dimensiones, en las que se van introduciendo cargas sucesivas de huevos, ocupándose el espacio que deja vacío una tanda transferida a las nacedoras con la siguiente tanda. Estas máquinas no se vacían nunca, habiendo en ellas embriones en diferentes fases de desarrollo.

Actualmente la función de una planta incubadora de no es nada más el proceso de transformar el huevo a pollito, sino también incluye la fase de evaluación y planeación para las futuras etapas de producción de la empresa avícola, con el objetivo de optimizar los beneficios económicos de toda la operación.

Desde la década de 1950 se utilizaron sistemas de incubación de etapas múltiples, pero a finales de la década de 1980, con el propósito de mejorar el desempeño, hubo un renovado interés en la técnica de etapa única.

La técnica de etapa única ofrece más oportunidades para optimizar el ambiente con los avances en calefacción y enfriamiento más eficientes en el uso de la energía, así como en electrónica, instrumentación y control y en sistemas digitales.

Fue así, como en la década de los 1990s, los sistemas de etapa única a gran escala ingresaron al mercado obteniendo muy buena participación del mismo, aunque los sistemas de etapas múltiples siguen siendo utilizados.

En esta nota nuestro propósito ha sido presentar un resumen de los aspectos tecnológicos más sobresalientes de las máquinas incubadoras y la importancia de las plantas de incubación. En las notas que se publican esta semana en el Portal www.redmidia.com se encontrarán detalles de este tipo de equipos y operaciones. Los que deseen información adicional o que no se menciona en esta nota o en las se mencionan en el Portal, por favor comunicarse con su servidor a ivanbalconiphd@redmidia.com.

Participe en el Foro de Red Midia:

  • Por favor, evite el uso de palabras soeces.
  • Las referencias de direcciones ajenas a otros sitios serán editadas.
  • Procure ser conciso y objetivo en sus opiniones.
  • Nos reservamos el derecho de publicar los comentarios.




Sea el primero en comentar.