LaRedMidia
Sábado, 20 enero 2018
EDITORIALES
Editorial invitado

PERSPECTIVAS DE LA AGRICULTURA Y DEL DESARROLLO RURAL EN LAS AMÉRICAS: UNA MIRADA HACIA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

Lunes, 28-noviembre-2016
Por: CEPAL, FAO, IICA

Se prevé que en el año 2050 la demanda mundial de carne, huevos y productos lácteos habrá aumentado considerablemente. Se espera que gran parte del incremento de la demanda de proteína animal ocurra en los países en desarrollo, como consecuencia de los procesos de urbanización que experimentarán y del aumento del nivel de ingresos.

PERSPECTIVAS DE LA AGRICULTURA Y DEL DESARROLLO RURAL EN LAS AMÉRICAS: UNA MIRADA HACIA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

Actualmente ALC genera más del 25% de la producción de carne de vacuno y más del 20% de la producción avícola a nivel mundial. La producción de carne del continente americano se está desplazando a América del Sur, en particular a Brasil, ya que en los Estados Unidos los rebaños ganaderos siguen disminuyendo y luchan para recuperarse después de varios años de devastadora sequía.

El crecimiento de los inventarios de ganado y la mejora de la eficiencia de la producción continúan empujando la producción de carne y leche en ALC. Tres países concentran del 50% al 70% de los inventarios ganaderos en ALC, y los cinco mayores productores representan del 70% al 80% de esos inventarios. Las exportaciones de carne bovina de ALC se han duplicado, mientras que las exportaciones de carne de cerdo y aves de corral por parte de Brasil y Chile se han cuadruplicado en la última década.

La demanda mundial por productos pesqueros es creciente, lo que ha incrementado la presión sobre las principales pesquerías. ALC no es la excepción. El consumo de pescados y mariscos en la región ha crecido sustancialmente en los últimos años, alcanzando cifras promedio superiores a la media global en algunos países, como Brasil, Perú y México. Lo anterior ha sido estimulado por un mayor grado de conciencia del consumo de productos saludables y por la creciente presencia de productos que se hacen menos exclusivos y más populares.

El continuo crecimiento de la industria ganadera en ALC apoyará el crecimiento económico general de la región, ayudará a satisfacer las necesidades nutricionales de una población creciente y contribuirá al logro de la seguridad alimentaria y a la mitigación de la pobreza en la región. Dicho crecimiento, sin embargo, está generando consecuencias complejas e imprevistas de degradación del medio ambiente y preocupaciones por la salud de los seres humanos y los animales. Para hacer frente a dichas consecuencias y preocupaciones, se requerirán estrategias de mitigación públicas y privadas que cuenten con buen financiamiento y que sean intensivas y de amplia base.

Para lograr un mayor avance de la industria ganadera en ALC, se requerirán inversiones adicionales en investigación y desarrollo para abordar las necesidades específicas de la región. Se necesitan inversiones en investigación para el desarrollo y la adopción de nuevas tecnologías y procesos relacionados con la seguridad alimentaria, la genética y la cría, la eficiencia reproductiva, la nutrición, el control de enfermedades, la reducción de la intensidad de las emisiones, la alimentación y el manejo del ganado, métodos de intensificación sostenible y los potenciales efectos del cambio climático en el ganado y los sistemas ganaderos. Se ha propuesto una amplia gama de recomendaciones para impulsar el desarrollo de la industria ganadera en ALC. Lo que más se necesita actualmente es contar con el financiamiento que permita aplicar dichas recomendaciones mediante mecanismos de asociación pública, privada y público-privada. Se necesitan inversiones para mejorar la productividad de la ganadería en el sector de la agricultura familiar; reducir los riesgos; aumentar el acceso de los pequeños productores a la tecnología, los servicios rurales y los mercados y aumentar la contribución de la ganadería a la seguridad alimentaria y al desarrollo rural sostenible.

El movimiento en la industria ganadera hacia la intensificación sostenible puede ayudar a lograr el aumento necesario de la productividad y, al mismo tiempo, a asegurar la protección del medio ambiente mientras la industria crece. Un continuo ablandamiento esperado de los precios del petróleo y los granos en el mediano plazo puede apoyar, al menos, la intensificación de la industria. Las consecuencias ambientales pueden abordarse de mejor manera mediante la colaboración efectiva entre investigadores, formuladores de políticas, productores de ganado y otros actores de la cadena de suministro de ganado.

El control efectivo de los brotes de las enfermedades del ganado debe ser una prioridad, tanto para facilitar el crecimiento de la industria como para proteger de las consecuencias de dichas enfermedades para la salud humana. Se necesita destinar inversiones a los sistemas de investigación, de educación y de vigilancia y seguimiento de enfermedades, con el fin de aliviar los problemas causados por las enfermedades animales y las zoonosis, que se traducen en enormes pérdidas para la salud animal, los medios de vida de los productores de animales, las economías nacionales y regionales y la salud humana. Además, los sistemas de trazabilidad también pueden ser herramientas eficaces en ese proceso.

CEPAL, FAO, IICA

DOCUMENTO ORIGINAL

Nota del Editor. Este extenso documento presenta información útil para los especialistas y productores de las industrias agrícola, avícola, porcícola, alimentos balandeados, acuicultura, bosques y otras. Para localizar información específica sobre el tema que le interesa, por favor utilice el buscador para la página indicando el tema que desea buscar, por ejemplo: aves, cerdos, alimentos, ganado o ganadería, huevos, leche, etc.

Esta semana también se publican notas de reciente publicación sobre tendencias y perspectivas de las industrias arriba mencionadas. Iván R. Balconi, Midia Digital, ivanbalconiphd@yahoo.com

--------------

* Publicado con la autorización de Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) e Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA). Pulse para ver

ARTICULO ORIGINAL

http://www.iica.int/sites/default/files/publications/files/2015/b3695e.pdf