LaRedMidia
Miércoles, 25 abril 2018
ALIMENTOS

LAS PROTEAGINOSAS PARA EL CONSUMO HUMANO Y PARA EL CONSUMO ANIMAL

Jueves, 05-abril-2018

Leguminosas grano y oleaginosas. Según la reglamentación comunitaria, se denominan proteaginosas a las siguientes leguminosas grano: los guisantes secos, los altramuces dulces y las habas y haboncillos. Además de las proteaginosas, las especies más conocidas y cultivadas como leguminosas grano son los garbanzos, lentejas, judías secas, vezas y yeros, y en menor medida las algarrobas, titarros, almortas, alholva, alverja y alverjón. Aunque la soja también es una leguminosas la estudiaremos dentro de las oleaginosas por ser en este sector la especie más representativa a nivel mundial.

LAS PROTEAGINOSAS PARA EL CONSUMO HUMANO Y PARA EL CONSUMO ANIMAL

Las leguminosas grano se caracterizan por su elevado contenido en proteína, lo que las constituye una de las principales fuentes de aminoácidos para la alimentación humana y animal, y por la síntesis del nitrógeno atmosférico por lo que las necesidades de aportes nitrogenados en su desarrollo vegetativo son muy reducidas.

Leguminosas grano (judías secas, lentejas, garbanzos, vezas y yeros). En este grupo diferenciamos las leguminosas grano de consumo humano y las de consumo animal:

Consumo humano (judías secas, lentejas y garbanzos): Son plantas leguminosas, con raíces profundas, hojas compuestas, flores en racimo y fruto en vaina. La judía es exigente en agua, aunque prospera adecuadamente en suelos frescos, también es sensible al frío, por lo que la siembra es primaveral en las zonas con riesgo de heladas, tiene variedades de distinta morfología, enanas, de enrame, y en algunas se puede aprovechar el fruto (judía verde), aunque aquí estamos tratando del grano (judía seca). El garbanzo y la lenteja son resistentes a la sequia y ambas especies tienen un porte bajo. La siembra se realiza en otoño en las zonas templadas y en febrero en las más frías. Consumo preferentemente humano.

Consumo animal (yeros y vezas): Son plantas leguminosas, raíz profunda, hojas compuestas, flores en racimo y fruto en vaina. Todas ellas están muy adaptadas a las condiciones agroclimáticas de clima mediterráneo seco y continental, aunque agradecen suelos frescos que repercuten en mayores rendimientos.

Fuente: Gobierno de España

Participe en el Foro de Red Midia:

  • Por favor, evite el uso de palabras soeces.
  • Las referencias de direcciones ajenas a otros sitios serán editadas.
  • Procure ser conciso y objetivo en sus opiniones.
  • Nos reservamos el derecho de publicar los comentarios.




Sea el primero en comentar.